Los sitios más curiosos para tomar el té de la tarde en Londres


Por la revista High Life de British Airways

Fotografía cortesía de The Shangri-La Hotel, The Shard

Ir a Navegación

Marzo 2016

El té de la tarde británico en la actualidad es mucho más que tomarse una taza de Earl Grey con minisándwiches. El equipo de la revista High Life ha recorrido la capital londinense para buscar los sitios más auténticos y originales en los que tomar el té de la tarde o degustar una merienda-cena.

The London Royal Tea en el Hotel Café Royal

Información interesante: en un establecimiento de menor calidad habría encontrado un autobús de dos pisos de juguete junto a los famosos "scones", pero esta es una tetería temática sobre Londres donde se cuidan los detalles y en la que se imparte una breve lección de historia sobre las peculiaridades del consumo de este tipo de dulces en el pasado. Por ejemplo, la cadena de pastelerías "muffin men" de 1800, que con el tiempo se prohibieron debido al ruido que hacían con sus campanas en las calles de Londres anunciando que acababan de salir del horno ricos dulces. ¿Por qué lo prohibirían? A nosotros nos parece una buena idea. Nos encontramos en los sibaritas alrededores del Oscar Wilde Bar, conocido por sus deliciosos productos. La gama es amplia: hay bizcochos ingleses (scones) con o sin pasas doradas, adornados con nata y mermelada de fresa; muchos e imaginativos canapés con gambas y miel de Londres y el "Undeground macaroon", inspirado en el logotipo del metro de Londres. Entre algunos de los elementos recién creados especialmente para este lugar está el famoso Raspberry Regent, un postre que recuerda la forma abovedada del lujuso Dome Penthouse del hotel. Podrá saborear un té helado de hibiscos para limpiar el paladar entre lo dulce y lo salado. Además, debe probar diversas mezclas de tés como el que rinde homenaje a Oscar Wilde, un té negro Lapsang Souchong. Pero si lo que desea realmente es seguir los pasos de Oscar, decídase por el champán Veuve Clicquot o por algún cóctel.

£££: £42 por persona; £55 por persona con champán.

¿Cuándo y dónde? Todos los días de 12 de la mañana a 4 de la tarde; 68 Regent Street, W1B 4DY (+44 (0)20 7406 3333; hotelcaferoyal.com)

BB Afternoon Tea Bus Tour

Información interesante: la famosa BB Bakery de Covent Garden se ha adueñado de uno de los clásicos autobuses Routemaster rojos londinenses, así que aún podrá comportarse como un turista y disfrutar de los lugares históricos de la ciudad mientras se toma un té, cosa que suena tremendamente británica. El té que escoja se le servirá en uno de los vasos de cerámica decorados de BB Bakery y le ofrecerán panecillos, minitartaletas de limón con decoración de merengue y sándwiches junto con pastelitos y zumo de naranja para los niños. Los lujosos asientos de cuero y la moqueta azul no tienen nada que ver (por suerte) con lo que se puede encontrar en un autobús Routemaster de la red de transportes de Londres, y en cuanto a las vistas, no se perderá nada: lo verá todo, desde Notting Hill hasta el Palacio de Buckingham. Por otra parte, rezará por que los semáforos se pongan en rojo, ya que es la única oportunidad que tendrá de beberse el té sin problemas. Y de refinado no tiene nada: gustará tanto a las familias como a los turistas o a los grupos de despedida de soltero o soltera. Seguramente será el té de la tarde más disparatado que haya tomado nunca.

£££: £49 por persona.

¿Cuándo y dónde? Recogida en el London Eye, de 12:30 del mediodía a 3 de la tarde entre semana; de 3 a 5:30 de la tarde los fines de semana. (+44 (0) 20 7237 3392, bbbakery.co.uk)

Glam Rock Afternoon Tea at K West Hotel and Spa


información interesante: si David Bowie y Bob Marley tomasen té, seguro que este sería su lugar favorito, y no solamente porque el hotel fue un estudio de grabación en el pasado donde ambos grabaron durante sus insignes carreras. Aquí, el té, al que conviene eliminarle el complemento "de la tarde" porque se puede tomar desde las 10 de la noche hasta la 1 de la mañana, al más puro estilo rockanrolero, aprovecha al máximo su herencia musical y se sirve en el restaurante de la entreplanta, en donde podrá ver coloridas imágenes del skyline de Londres representado como si se tratase de ondas de sonido, obra del artista Rob Wass. Servido en porcelana nacarada de color azul eléctrico y rosa que se coloca sobre cubiertas retro de vinilos reales (que incluyen el disco en el interior, comprobado), adopta el formato de un té de la tarde tradicional, pero con una pequeña modificación: los minisándwiches de pepino se han reemplazado por minihamburguesas con queso y sándwiches tostados, además de los panecillos "rolling scones" (ingenioso, ¿eh?) y los peligrosos pero deliciosos postres, entre los que se incluyen pequeños brownies de chocolate, piruletas con ganache de chocolate y hamburguesas de Nutella. Con respecto al té, los sospechosos habituales siempre están aquí: el Earl Grey, el té de menta y las infusiones frutales. Pero atrévase con la mezcla Tea Rex personalizada del hotel, de curioso aroma ahumado. No sabe a nada que haya probado antes.↵

£££: £22.50 por persona; £29.50 con una copa de prosecco; y £34.50 con un cóctel de vodka (muy recomendado).

¿Cuándo y dónde? Todos los días, de 2 a 6 de la tarde o de 10 a 12 de la noche; Richmond Way, W14 0AX (+44 (0) 20 8008 6600; k-west.co.uk)

  • Tea to go © BB Afternoon Tea Bus Tour
  • Té de las cinco estilo asiático en el © Shangri-La Hotel, The Shard

    Té con vistas...

    Escoja entre una lista de más de 30 tés para aderezar su experiencia panorámica en 360º, mientras contempla las vistas de la ajetreada ciudad de Londres 128 metros por debajo de usted.

    Reserve su estancia
  • Glam Rock Afternoon Tea en el K West Hotel © Georgie Lord

    ‘Rolling Scones’

    Si desea disfrutar del auténtico sabor del Glam Rock, opte por el exclusivo té Rock 'n' Cocktails, que ofrece un afrutado abanico de bebidas con vodka. Solo disponible de domingo a viernes de 10 de la noche a 12 de la mañana.

    Planifique bien su escapada urbana a Londres

Té de las cinco estilo asiático en el Shangri-La Hotel, The Shard 

Información interesante: no es de extrañar que uno de los mejores tés de la tarde de Londres se sirva en la planta 35.ª del edificio más alto de la Unión Europea. En el Shangri-La Hotel de The Shard podrá disfrutar de un té de la tarde con toque asiático. Este establecimiento sirve en su tranquila sala de estar o "Ting" un tipo de té con aroma de especias orientales, acompañado por deliciosos platos de "dim sum", todo ello en un ambiente apacible. Se trata de una lujosa estancia minimalista, con impolutas alfombras color crema y mullidos sillones de terciopelo. Aquí se puede pasar todo el día observando las fascinantes vistas de Londres. De fondo se escuchan los sones de un músico chino que toca la pipa, un instrumento de cuatro cuerdas con una larga tradición, para amenizar la velada mientras el visitante degusta deliciosos "dumplings" al vapor, emparedados y bizcochos de manzanilla con mermelada de mango. No deje de probar sus tartas elaboradas con ingredientes exóticos, desde matcha a coco y cilantro. Le recomendamos que pida el té de la región de Pu'er de Yunnan, China, o el Oolong, que es más conocido.

£££: £54 por persona (£62 por persona con una copa de champán).

¿Cuándo y dónde? De 2 a 5:30 de la tarde entre semana; de 11:30 a 6:30 de la tarde los fines de semana. Planta 35, Shangri-La Hotel en The Shard, 31 St Thomas Street, Londres, SE1 9QU (+44 (0)20 7234 8108; ting-shangri-la.com)

  • Disfrute del té de la tarde sin pasarse con las calorías en Brown's Hotel © Rocco Forte Hotels

Tea-tox en el Brown's Hotel

Información interesante: se dice que fue Anna Russell, la 7.ª duquesa de Bedford, la que creó esta combinación de té con pastas o alimentos salados como el complemento perfecto para aguantar el hambre hasta la noche. Transformó la costumbre de tomar el té, que era simplemente una bebida refrescante o caliente, convirtiéndolo en el principal ingrediente de una merienda ligera de la tarde, el "Afternoon Tea", que se servía entre las tres y las cinco. Con un suministro interminable de bocadillos y pastelitos colmados de azúcar, es fácil coger hasta 1000 calorías en un santiamén. En el Brown’s Hotel han hecho algo muy inteligente; han creado una versión más saludable, baja en carbohidratos, en grasas y en azúcares, que ellos denominan "tea-tox". Nos sentamos a una mesa junto a la chimenea admirando las grandes vistas que brinda este hotel, donde Rudyard Kipling escribió su famoso relato "El libro de la selva" y Alexander Graham Bell hizo la primera llamada telefónica del mundo. Su bufé es un verdadero banquete en el que, entre otros, pudimos degustar pollo ahumado con guacamole picante en espelta y salmón escalfado sobre pan de centeno. Parecía difícil de creer que sus pequeñas exquisiteces no engordasen, pero después de asegurarnos de que así era, pasamos a probar las magdalenas de chocolate rellenas de arándanos antes de que se acabaran. Y es que no hay lugar más sofisticado que este para darse un homenaje de categoría (y sin sentimiento de culpa posterior).

£££: £47.50 por persona; £55 con champán.

¿Cuándo y dónde? Todos los días, de 12 del mediodía a 6 de la tarde; Albemarle Street, W1S 4BP (+44 (0)20 7493 6020; roccofortehotels.com/browns-hotel)