Visión general

Descripción

El Ampersand es perfecto para recuperarse de largas caminatas por los museos. Sus encantos incluyen un bonito y delicado salón de té con una excelente pastelería, un restaurante en la planta baja con sorprendente coctelería y grandes habitaciones con camas estupendamente cómodas. Motivos ornitológicos, musicales y botánicos e instalaciones con plumas decoran pasillos y habitaciones; el toque de brillo viene de la mano de los atentos, sonrientes y jóvenes trabajadores.

Lo más destacado

  • Pastelería digna de festejo

  • Situación céntrica

  • Coctelería y pequeños aperitivos del bar ‘Apero’

Smith extra

Una copa de champagne para cada uno a la llegada, y una cajita de pastas en su habitación

Al día

También necesita saber:

Los amantes del café estarán encantados con la Nespresso en las cocinas de las suites

Consejos para hacer la maleta:

Traiga zapatos planos para caminar por los museos, y tacones para pasear por los bares de South Kensington - deje las zapatillas en casa porque las que ofrece el hotel son… deliciosamente suaves.

Vestimenta / código de vestuario:

El ambiente es muy relajado, pero vale la pena vestirse en tonos vivos y desenfadados con algún detalle en seda con ocasión del té de la tarde (¡los deliciosos pasteles!). Para los más ‘dandy’, ¿qué tal una corbata de lazo en mostaza, verde menta o violeta? Destacar sin rubor unos calcetines atrevidos también harían honor a la pequeña pastelería.

Mr & Mrs Smith Opiniones de

La manera más efectiva de parecer eternamente joven es ser fotografiado al lado de un tiranosaurio. Un montón de huesos de dinosaurio definitivamente ponen las arrugas en cierta perspectiva - y es la razón por la cual me encanta dejarme ver por museos. Uno de los mejores aspectos del Ampersand es su ubicación a un breve paseo de los museos de historia natural, el de las ciencias y el Victoria & Albert Museum. El Royal Albert Hall también está en el vecindario, lo cual viene a significar que uno puede llegar a absorber cultura e intelectualidad simplemente por osmosis. (Chicos, tomar nota: el cerebro es el único sitio en el que el tamaño importa. Me encanta un hombre con tal gran y palpitante órgano.) Tenemos que dar las gracias al Príncipe Albert por el conglomerado de museos en South Kensington, pues en el siglo 19 destinó los beneficios de la Exposición Universal de 1851 hacia la mejoría de los bienes culturales de la zona, resultando en un tramo realmente rebosante de exposiciones y muestras. Ahora, la zona guarda otro tesoro más: el hotel Ampersand.

Después de una sobredosis de dinosaurios y diamantes, exploré el hotel. El Ampersand es un homenaje decorativo a los descubrimientos e inventos que dominaron la época Victoriana. Para hacerle eco a las artes, la historia y la cultura que son el pulso de South Kensington, todas las habitaciones y suites del hotel llevan una ingeniosa temática en torno a la astronomía, la botánica, la música, la geometría y la ornitología.

Cojines y tapizados de sillas hacen un guiño a los estampados y texturas de las colecciones de vestidos del Victoria & Albert, incluyendo trajes de novia isabelinos, ligueros de los Zares rusos y la moda futurista de David Bowie. Las colchas están adornadas con flores, helechos y fauna floral elegida de entre los 70 millones de artículos en exposición en el museo de historia natural. En el empapelado del vestíbulo figura una intrigante colección de impresiones sobredimensionadas de dibujos ornitológicos, planetas, redomas y especímenes varios. Otras habitaciones presumen de agrupaciones de notas musicales danzando por los pentagramas impresos en colchas y almohadas.

El bar del salón del hotel expone todas sus bebidas como si de pociones mágicas se tratara; se entiende que después de haber elevado mis capacidades cerebrales durante las visitas a los museos, compensé destruyendo lo ganado con alcohol. Oh, ¡qué bueno ser adicto al agua!

El hotel se siente como el escenario de una película. Primero, están los ornamentados salones de té, que ofrecen capuccinos hechos con molinos victorianos, y pastelería fresca horneada ahí mismo. Consiéntase un pastelito - acuérdese de que hay tres millones de mujeres en el mundo que no tienen aspecto de supermodelos, y sólo 6 que sí lo son. ¿Cuántas veces puede una llegar a saborear parfait de almendras, natilla de mazapán de espresso, crumble de almendras y almendras caramelizadas con toffee salado, todo en un solo bocado? Luego está las sala de juegos y la biblioteca, llena de artefactos extravagantemente expuestos en estilo victoriano. No paraba de esperarme que Sherlock Holmes saliera de cualquier esquina persiguiendo el olor de un genio malhechor fugitivo a zancadas.

Comer en el Ampersand viene a ser otra excitante experiencia experimental. El comedor diáfano del ‘Apero’, terminado en azulejos del metro y ladrillo desnudo, sirve tapas modernas. El inventivo chef Chris Goulding crea inspirados brebajes culinarios. Piqué deleitosas mezclas de lubina a la piedra, risotto de zumaque y remolacha, una deliciosamente tierna carne de ternera a la parrilla que se derretía en la boca, col rizada, cebolla y apio. Seguido de croquetas de trufa de otoño con mayonesa de trufa, polenta húmeda con setas del bosque nuevas…

La decoración del salón compagina el estilo vivo de colores estridentes típicos de Kit Kemp, con mobiliario antiguo - sería un asesinato con una resaca. El sitio está tan a la moda que creí que me estaba arrestando aquella ’fashion police’, bajo el cargo de no estar suficientemente a la moda para codearme con las coderas de estas personas (aunque, gracias a Dios, ninguno de los empleados lleva el odioso cromosoma de condescendencia).

Si tuviera que poner pegas, diría que el gimnasio es demasiado pequeño. De todos modos, Hyde Park está a tan sólo unos 5 minutos. En cuanto a las habitaciones, pues no son enormes, pero oye - la idea es estar fuera todo el día entre la multitud de museos y tiendas, así que ¿qué importa? Las camas son grandes y están envueltas en sábanas deliciosamente suaves; los baños están provistos de las amenidades y los extras más detallistas - incluyendo desmaquillante de ojos.

Realmente, Londres es para conquistar los interiores. Después de nuestra sobredosis de museos, me fui de tiendas. Fingiendo tener una Visa Negra, tiré para Harrods, con sus más de 300 departamentos - y Harvey Nichols ,con su fabulosa cafetería de la quinta planta. Las tiendas de Knightsbridge son como una Meca para muchas mujeres - estos altares de la moda están todos a tiro de piedra del hotel. De vuelta en el campamento base, hay más cosas con las que jugar: En la planta baja del Ampersand tenemos una mesa de ping-pong, guantes de boxeo antiguos y montones de libros.

Pensándolo bien, escribir esta reseña me está quitando valioso tiempo de compras… así que ¡dejo ya de teclear! Resumiendo, el Ampersand es un hotel elegante y a la vez extravagante y poco convencional ubicado en la Meca de las compras y los museos. Y está ¡A LA MODA! El museo de las ciencias no fue el único sitio en el que pude estudiar las estrellas del firmamento: había bastantes estrellas también por la calle. Muchas personalidades viven en South Kensington. Paseando entre tienda y tienda, pude percatarme de unos pocos nominados a los Óscar y de al menos un Rolling Stone - prueba de que los dinosaurios sí que siguen vivos. Hay que decírselo a los del museo.

Datos del alojamiento

Dirección:

10 Harrington Road, London, London SW7 3ER, United Kingdom
London
United Kingdom

Ubicación:

2.1 mi / 3.5 km desde el centro de la ciudad

Servicios generales

  • Servicio de aparcacoches
  • Gimnasio de fitness
  • Servicio de Internet
  • Servicio de café o té gratuito en la habitación
  • Servicio de habitaciones
  • Lavandería interna
  • Restaurante

Información de restauración

Restaurante:

‘Apero’, el bar-restaurante situado en la planta baja del Hotel, ha estado dando bastante que hablar. Visualmente, pone de relieve la historia de amor que tiene Londres con Nueva York: lámparas con cables a la vista, alicatado barnizado, ladrillo a la vista, asientos de piel oscura y mesas de madera. El concepto culinario es más mediterráneo: se trata de un menú que permite probar una gran variedad de pequeños platos, dejando de lado la tradicional estructura de primero, segundo y postre. Los camareros hacen por recomendar de cinco a seis platos a compartir entre dos - el truco está en pedir con cabeza porque fácilmente podrían llegar a la mesa combinaciones algo… digamos, curiosas: tostitas de huevas de bacalao ahumadas, lenguado rebozado con mayonesa de aguacate, y una cremosa y rica pasta marinara, ¡por ejemplo! El chef se llama Chris Golding y es encantador y muy accesible - si lo ve, cuéntele cuáles fueron sus preferencias.

La mejor mesa:

Elija una de las grandes mesas redondas junto a la ventana en la delicada pastelería, y sea partícipe del ir y venir de la vida londinense entre dulces bocados. En ‘Apero’, recomendamos ocupar una de las cabinas con cortina en la parte baja - podrá deleitarse en ver pasar una incansable procesión de piernas a través del hueco rojo de la columna.

Abierto hasta las:

Los camareros le ayudarán a mantenerse debidamente hidratado hasta la 1 de la madrugada los fines de semana, el resto de los días hasta la medianoche. El restaurante cierra su cocina alrededor de las 22:30h.

Servicio de habitaciones:

El servicio de habitaciones se encuentra disponible las 24 horas del día, e incluye platos del la carta de ‘Apero’ durante su horario de apertura. A otras horas, se encontrará con una carta reducida con una selección de sándwiches, ensaladas y tentempiés.

Bar del hotel:

En el resplandeciente bar ‘Apero’, los simpatiquísimos cocteleros mezclan sus recetas - alcohólicas o no - y las sirven con enormes bloques de hielo para retrasar el derretido. La carta de bebidas está inspirada en el cercano ‘Victoria & Albert Museum’ y sus artistas, así como en filósofos europeos y sus grandes viajes. Recomendamos el ‘Inigo J’, que contiene ginebra, frutos del bosque y azúcar casero condimentado - o el ‘Sainte Victoire’, una mezcla de cognac, brandy de albaricoque, uvas blancas y prosecco.

Comentarios y sugerencias

Planifique sus vacaciones

Para consultar precios y disponibilidad, tan solo tiene que hacer clic en el siguiente botón.

Comprobar disponibilidad

Escoja una fecha de salida

Lowest available price this month

Los precios mostrados corresponden a salidas desde {0}. Si desea volar desde otro lugar de salida, haga clic aquí.

Precio total por adulto

--- Vuelos + hotel

-

Basado en 2 adultos,   noche(s).

habitación. .

Salidas desde {0}

Elegir y continuar

Realizar cambios y continuar

¿Por qué optar por unas vacaciones con BA?

Planifique y reserve sus vacaciones con British Airways, ya sea online o por teléfono. Disfrute de todas estas ventajas:

  • Haga una combinación y ahorre dinero: reserve un vuelo + un hotel o un vuelo + un servicio de alquiler de coche para obtener las mejores ofertas
  • Decídase entre más de 8000 hoteles
  • Línea de asistencia telefónica las 24 horas del día
  • Consiga un máximo de 10 000 Avios de bonificación
  • NOVEDAD: depósitos online
Reevoo customer reviews

# noche(s) ---

desde #,###por pers.

Ver todas las opciones de precio y fecha
Getting prices