48 horas en Miami


Artículo de Travis Cohen

Fotografía de antoniodibacco/Getty Images

Ir a Navegación

Última actualización: mayo de 2018

Miami es una ciudad colmada de playas arenosas y detalles de estilo "art déco", con una atmósfera sofisticada a la par que informal y una personalidad latina como pocos lugares de Estados Unidos, por lo que resulta perfecta para evadirse de todo o para formar parte de su frenético trasiego diario. Así que decidimos pedirle al escritor local Travis Cohen consejos para aprovechar al máximo una visita a la "ciudad mágica" de tan solo 48 horas.

Primer día

08:30 – Obtenga toda la información

Levántese temprano y salga a la calle para tomar el pulso a la ciudad. Vaya a dar un paseo por Ocean Drive, la calle más famosa de la ciudad, para estirar las piernas y quitarse de encima el jetlag. Haga una parada en The News Café, un sitio muy conocido de Miami Beach, donde podrá relajarse tomando un capuchino y un plato de huevos rancheros, y disfrutar observando a la gente tan particular que pasa a su lado.

11:00 – La ciudad del mar

Miami Beach, tan famosa por sus edificios de estilo art déco, las celebridades que allí habitan y sus espectaculares playas de arena, es el lugar perfecto para visitar después del desayuno. Quítese las sandalias y meta los dedos de los pies en las aguas color turquesa, disfrute tomando el sol y relájese escuchando los sonidos de las olas, la música y la mezcla de lenguas que se hablan aquí.

Instálese cómodamente con un capuchino y un plato de huevos rancheros y disfrute de uno de los mejores lugares del mundo para ver pasar a la gente

14:00 – Picnic en el parque

Joe’s Stone Crab es uno de los restaurantes más antiguos de la ciudad y, sin duda, el más famoso, conocido por sus deliciosos mariscos frescos y por su política de servir a los clientes por estricto orden de llegada. Lo que muchos no saben es que en Joe también preparan comida para llevar, desde sus deliciosas patas de cangrejo hasta las hash browns (patatas ralladas o cortadas en tiras y fritas en una sartén). Cómprese el almuerzo y ponga rumbo a South Pointe Park para ver los barcos de cruceros que salen del puerto de Miami.

Encuentre nuestros vuelos más económicos a Miami >

  • Pruebe el típico sándwich cubano © Getty

    Hambre de algo saludable

    Aparte de la deliciosa cocina criolla, hay que explorar el resto de exquisiteces gastronómicas de la ciudad, como el cangrejo de roca, las arepas, las croquetas, el sándwich cubano o la hamburguesa cubana (también conocida como "frita").

    Cosas que hacer en Miami
  • Alójese en el Miami Beach EDITION, un lugar absolutamente de moda

    Un poco de lujo

    El Miami Beach EDITION, además de tener su propia playa privada, cuenta con una discoteca al estilo de La Habana en 1950, una bolera e incluso una pista de patinaje sobre hielo, así como un spa de primera categoría.

    Reserve su estancia
  • Disfrute de las vistas de Little Haiti © @Getty

    Cultura independiente

    El barrio de Little Haiti es una mina de cultura sin explotar que ha logrado pasar desapercibida a las masas de turistas. Acérquese a los establecimientos gastronómicos de gestión familiar, las pujantes tiendas independientes y los espacios artísticos alternativos. ¡No se arrepentirá!

    Explore Miami

17:00 – La animada calle Lincoln

¿Y qué mejor lugar para bajar el almuerzo que dar un paseo por el paraíso de las compras al aire libre de Miami Beach? Nos referimos a Lincoln Road Mall. En esta calle hay tiendas, restaurantes y entretenimiento para todos los gustos además de un elenco de personajes que sin duda captarán su atención e intentarán sacarle unos centavos con sus extrañas payasadas. Tanto si compra como sino, seguro que al final del día tendrá alguna historia que contar.

19:00 – El Standard

Justo al final de Lincoln Road se encuentra Venetian Causeway, una de las arterias más tranquilas de la ciudad, que conecta la playa con tierra firme. Siga la hilera de puentes, llegue a la primera isla y ponga rumbo al bar de The Standard Miami Beach para degustar un cóctel o dos en la Bahía Vizcaína al atardecer.

21:00 – Al estilo de la vieja escuela

Tras descansar en el hotel, prepárese para cenar y bailar en uno de los bares más antiguos de Miami, el Ball and Chain. Este local del barrio Little Havana, cuyos orígenes se remontan hasta la década de 1930, se ha reinventado de pies a cabeza y ahora sirve platos cubanos con un toque moderno en un ambiente informal. Dignas de mención son también las sesiones de salsa en directo que organiza; ¡las más animadas de toda la ciudad! Qué mejor forma de combatir el desfase horario que con un par de movimientos de cadera y un mojito, ¿eh?

Día dos

10:00 – Comience bien el día

Tómeselo con calma, no hay prisa por llegar a la primera meta del desayuno. Enriqueta’s Sandwich Shop es la quintaesencia de una cafetería cubana. Tanto si degusta lo que llaman un pastelito (un pastel de hojaldre con un relleno dulce o salado) o algo más sustancial, como un bistec a caballo (un filete con un huevo frito encima), no deje de empezar el día con un café cubano: la bebida perfecta para ingerir la dosis de azúcar necesaria para afrontar la jornada.

  • Admire las vistas al mar mientras se toma una bebida refrescante en un café de la playa © Getty

    ¿Sabía que...?

    Miami es la única ciudad de Estados Unidos que limita con dos parques nacionales, Everglades y Biscayne, perfectos para refugiarse del incesante ajetreo urbano.

    Reserve vuelos a Miami

12:00 – Paseo por Wynwood

El barrio de Wynwood fue testigo del nacimiento del arte callejero y del grafiti en Miami. Desde entonces, se ha convertido en el distrito artístico oficial de la ciudad, con más de 70 galerías que demuestran su fuerte legado urbano. Todos los antiguos almacenes que hoy albergan bares, restaurantes y tiendas de ropa de moda se adornan con murales de artistas procedentes de todos los rincones del mundo, lo que hace de Wynwood un lugar único e hipnotizador por el que pasear.

15:00 – Fascinación criolla

La influencia de Haití, durante mucho tiempo parte de la identidad de la ciudad mágica, es evidente en el barrio de Little Haiti. Diríjase a Leela’s Restaurant y pida un Griot haitiano (un plato de cerdo frito picante) o vaya a Cayo Esquivel para degustar un plato a base de mariscos especiados. Una vez saciado su apetito, dirija sus pasos a Libreri Mapou. Esta preciada librería tiene más de 3 000 títulos en haitiano, criollo e inglés, así como periódicos de Puerto Príncipe o París, y sirve como centro neurálgico de la creatividad haitiana.

18:00 – Turismo por vía marítima

La mejor manera de apreciar la belleza de esta ciudad es desde el agua. El Millionaire’s Row Cruise realiza cruceros de hora y media de duración, ofreciendo las mejores vistas del Downtown, Brickell Key, Fisher Island y, si elige el horario adecuado, tendrá la oportunidad de verlo con la luz de la puesta del sol.

21:00 – Cena con el mejor maridaje

Después de una parada en boxes en el hotel, comience la noche en Lagniappe, justo sobre el puente de Midtown. Encontrará una notable selección de vinos, platos sencillos pero deliciosos que van desde exquisitos quesos hasta filetes perfectamente hechos, y todo ello en una terraza con un ambiente bohemio. Pida una botella, algo de comer y una silla y deje pasar las horas con las palmeras a su espalda.

Tarde en la noche - Una esquina de la ciudad

Para conocer el verdadero Miami, hay que zambullirse en su ambiente nocturno. The Corner es un local de barrio que abre hasta bien entrada la mañana y su heterogénea amalgama de parroquianos es de lo más interesante. Mézclese con el resto de clientes y brinde por las experiencias vividas en esta ciudad eterna de la que ya se despide.

Dónde alojarse

Aproveche al máximo el acceso a la playa privada y la piscina al aire libre de inspiración de los años 50 del Miami Beach Edition’s.

The Confidante by Hyatt es un hotel en primera línea de playa que mezcla toques kitsch con el encanto de mediados de siglo. Haga una parada en el restaurante Bird & Bone para degustar el menú clásico americano del cocinero Richard Hales, preparado con los mejores ingredientes locales.

El Clinton South Beach es un hotel boutique de arquitectura estilo art déco y está situado a unos minutos a pie de Ocean Drive y Lincoln Road Mall, por lo que resulta ideal para hacer turismo o para descansar.