Viajes por carretera en Nueva York según la estación


Artículo de David Farley

Fotografía de Getty

Ir a Navegación

Junio 2017

Si ha llegado hasta aquí, es porque quiere saber qué hay más allá de la Gran Manzana. Pues bien, el editor de viajes David Farley (residente en la propia Nueva York) nos cuenta en este artículo cuáles son los mejores lugares que visitar fuera de la ciudad, sea la estación que sea.

Primavera: los lagos Finger, Nueva York

Ideal para... los catadores de vino más sofisticados

La región de los lagos Finger, situada al norte de Nueva York, obsequia al visitante con numerosas actividades de aventura y hermosos panoramas. Sin embargo, el motivo más exquisito para emprender rumbo a esta zona y dejar atrás la Gran Manzana es visitar sus galardonadas bodegas.

El motivo más exquisito para emprender rumbo a esta zona y dejar atrás la Gran Manzana es visitar sus galardonadas bodegas

El viaje: 250 millas (466 km), 5 horas

Diríjase a la autopista Highway 80 y atraviese tanto Nueva Jersey como Pensilvania, pasando por Scranton, ciudad en la que se rodó la versión estadounidense de la serie "La oficina". La primera parada, no obstante, debería ser la encantadora ciudad universitaria de Ithaca, Nueva York. El ajardinado campus de la prestigiosa Universidad de Cornell es un buen lugar para estirar las piernas.

  • No desaproveche la oportunidad de hacer una parada y visitar la prestigiosa Universidad de Cornell © Getty

    Una institución de excelencia

    El curso 2016-17, la Universidad de Cornell se posicionó como la 16.ª mejor universidad del mundo. A fecha de 2015, el 26 % de sus estudiantes procedía del estado de Nueva York.

    Vuele a Nueva York
  • Pruebe los caldos locales en las bodegas que rodean los lagos Finger © Getty

    Ruta enológica

    El estado de Nueva York es el segundo mayor productor de vino de Estados Unidos, al que solo supera California, responsable del 90 por ciento de la producción vitivinícola del país.

    Explore el Estado de Nueva York
  • Recorra las sinuosas carreteras que se abren paso por la campiña de los lagos Finger © Getty

    Más que una copa de buen vino

    El nombre de los lagos Finger ("Dedos" en inglés) responde a la creencia indígena de que fueron obra del Gran Espíritu al tocar la tierra con sus propios dedos para bendecirla.

    Descubra Nueva York

Al llegar al pueblo junto a los lagos Finger, dé rienda suelta a su descubrimiento enológico personal; recorra las orillas de las formaciones geográficas con forma de dedos y visite las diversas bodegas que ofrecen catas de sus productos. ¿No sabe por dónde empezar? Decídase por Americana, que organiza toda clase de degustaciones en un granero reformado de la década de 1820 y tiene actuaciones de música en directo los viernes y sábados por la noche.

Reserve su alquiler de vehículo en Nueva York ahora >

Verano: los Hamptons, Nueva York

Ideal para... los amantes de la playa

En verano, es inevitable desvincular la ciudad de Nueva York con los Hamptons. Siéntese al volante y ponga rumbo al este, atraviese el puente de Brooklyn y diríjase a la autopista LIE (Long Island Expressway).

El viaje: 100 millas (160 km), 2,5 horas

Atraviese los suburbios de Long Island hasta llegar a los Hamptons, zona de moda y sofisticación. Cierto que estos pueblos costeros son el lugar por excelencia que ver y en los que dejarse ver, pero la idea principal es elegir una ubicación perfecta en la que tomar el sol y alguna que otra ola. La playa de Mecox Beach, en Bridgehampton, es ideal si viene con niños, pero la experiencia de los Hamptons más auténtica le espera en la playa principal de East Hampton (al este). East Hampton's Main Beach (su nombre en inglés) suele aparecer en las listas de las mejores playas de Estados Unidos por la limpieza y los servicios que ofrece.

Y si la costa le abre el apetito, no hay mejor sitio para comer que en los Hamptons, por sus restaurantes y establecimientos gastronómicos de primera. Todo el mundo, desde la gente corriente hasta los más famosos, se dirige en tropel hasta Bostwick’s Chowder House, East Hampton, un local popular que sirve mariscos fresquísimos en platos desechables; en el menú, encontrará unas gigantescas langostas y unas exquisitas ostras fritas, entre otras delicias. Y es que aquí, damas y caballeros, reside el alma gastronómica de los Hamptons. Si le apetece comer en un entorno más formal, opte por North Fork Table, donde podrá degustar platos de pescado y marisco recién capturados, y filetes de solomillo de vacuno alimentado de pastos.

Descubra más playas de Nueva York >

  • Relájese en las suaves arenas de los Hamptons © Getty

    ¿Sabía que...?

    Nueva York está repleta de playas ocultas y lugares en los que tumbarse a tomar el sol.

    Descubra las playas de Nueva York

Otoño: Vermont

Ideal para... los amantes de la naturaleza

En la región noreste de Estados Unidos, uno de los pasatiempos más arraigados y populares entre lugareños y visitantes es contemplar el cambio de color de las hojas en otoño. Y no es de extrañar, porque su paisaje de suaves colinas se tiñe de hermosos tonos rojizos y anaranjados. Lo mejor de todo es que Vermont, paraíso para los aficionados a contemplar las hojas de los árboles, se encuentra a tan solo unas horas en coche de la ciudad de Nueva York.

El viaje: 333 millas (160 km), 5,5 horas

A medida que ascienda en dirección norte en su vehículo de alquiler, pasando por Connecticut y Massachusetts, observe cómo los tonos rojos, amarillos y naranjas de las hojas se tornan más intensos con cada kilómetro.

El encantador pueblo de Stowe es el lugar perfecto en el que alojarse para esta aventura. Una vez asentado, diríjase al sur, a la autopista Highway 100, considerada una de las carreteras con mejores panorámicas de Estados Unidos, para contemplar la belleza natural de Nueva Inglaterra en todo su esplendor. Siga rumbo al sur hasta alcanzar el parque nacional Green Mountain National Forest, que en otoño se convierte en un caleidoscopio de luz y de color. Al llegar al pueblo de Warren, disfrute de un almuerzo "gourmet" en 275 Main, el restaurante de la hospedería Pitcher Inn. Aquí sirven deliciosos platos, como la pechuga de pato asada con ñoquis de nueces y el fletán de pesca artesanal.

Dónde alojarse

El albergue de montaña Stowe Mountain Lodge es típicamente acogedor y rústico, por lo que supone una base de operaciones idónea para admirar los cambios de color en las hojas de la zona.

Invierno: el lago Placid, Nueva York

Ideal para... los aficionados al esquí

La región noroeste de Estados Unidos se caracteriza por su gran diversidad de estaciones de esquí, muchas de las cuales se encuentran a un breve trayecto en coche de la propia Nueva York. Una de las mejores es Whiteface Mountain, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 1980. Si aún no le convence la idea de que este sea un magnífico lugar para esquiar, conduzca hasta Lake Placid y disfrute de un precioso trayecto que atraviesa evocadores bosques de coníferas y pequeñas aldeas con encantadoras calles principales.

  • Whiteface Mountain, situada a tan solo 30 minutos en coche de Lake Placid, ofrece unas vistas panorámicas de la impresionante espesura forestal estadounidense © Getty Images

    Se acerca el invierno

    La última incorporación de Whiteface Mountain es la carretera Veterans Memorial Highway, que llega hasta la misma cima y brinda un total de nueve paradas desde las que disfrutar de las maravillosas vistas.

    Buscar vacaciones en Nueva York

El viaje: 290 millas (466 km), 6 horas

 

Cuando llegue a Saratoga Springs, aproximadamente a mitad de camino, haga una parada para estirar las piernas y "tomar las aguas" minerales que dan fama a esta zona, al igual que otros viajeros han hecho durante siglos. Estas aguas, a las que muchos atribuyen poderes curativos, se pueden beber directamente de las fuentes públicas o se pueden "tomar" en forma de baño mineral rejuvenecedor en el Roosevelt Baths & Spa.

Al llegar a Lake Placid, acérquese a la zona del centro para ver algunos de los lugares de interés cultural y deportivo, como la rampa de salto de esquí y el estadio Herb Brook Arena, donde se produjo el "Milagro sobre hielo" en el que el equipo de hockey estadounidense se alzó con la medalla de oro frente a los rusos.

Para culminar sus vacaciones, salga a dominar las pistas de Whiteface Mountain, situadas a tan solo 35 minutos en coche del centro.

Planee sus vacaciones en Nueva York hoy mismo >