Londres: guía para pasar un fin de semana en familia


By Harriet Cooper

Fotografía de parhawk4242/Getty Images

Ir a Navegación

Octubre 2017

Desde palacios de cuento de hadas a fieros dinosaurios, pasando por el hechizo de la magia y unos helados para chuparse los dedos, no se aburrirá ni un minuto durante su viaje a Londres con niños. A continuación explicamos cómo aprovechar al máximo su tiempo si solo tiene 48 horas libres.

Viernes

15:00 – Deléitese con una copa de helado

Recupere los niveles de energía después de su viaje y diríjase directamente a The Parlour en Fortnum & Mason, que ofrece una deliciosa carta de helados para chuparse los dedos. Puede probar el clásico Knickerbocker Glory o crear usted mismo su helado favorito; además, también sirven una amplia variedad de cafés hechos de forma artesanal para que mamá y papá también puedan disfrutar.

17.00 – London Eye (El ojo de Londres)

Desde el parque St James, podrá dar un paseo de 30 minutos rodeado de verde hasta llegar a la noria Coca-Cola London Eye. Consejo: para evitar las colas, compre la entrada de acceso rápido. Suba a bordo de su cápsula y ponga rumbo a los cielos para disfrutar de los monumentos clásicos de la ciudad a vista de pájaro: la catedral de St Paul, la Torre de Londres y el Palacio de Buckingham, entre otros.

18.00 – Dulces sueños

Una vez con los pies en el suelo, el hotel Park Plaza Westminster Bridge (anidado en el dinámico barrio de Southbank) se encuentra a tan solo un paseo. A los niños no les faltará de nada en las instalaciones: durante el check-in, se les da una bolsa con juguetes y juegos; el restaurante cuenta con un menú infantil y las habitaciones familiares son verdaderamente espaciosas. Recuerde pedir una con vistas al Big Ben y al Palacio de Westminster.

Descubra cómo pueden volar los niños gratis a Londres este verano

Suba al London Eye y disfrute de unas vistas a ojo de pájaro sobre monumentos históricos de la ciudad, como la Catedral de San Pablo de la Catedral, la Torre de Londres y el Palacio de Buckingham

  • Ensuciarse las manos forma parte de la experiencia de comer en Sticky Fingers.

    Pruébelo usted mismo...

    Pruebe las deliciosas hamburguesas, el cerdo desmenuzado a la barbacoa y los batidos de Sticky Fingers todos los días de 12:00 a 23:00. Metro más cercano: High Street Kensington.

    Explore Londres
  • El eje central del "Parque Conmemorativo de la Princesa Diana" de los Jardines del Palacio de Kensington es un barco pirata enorme construido en madera.

    Consejo de expertos...

    The playground gets very busy at the weekend (especially when the weather is good), so make sure you arrive early when the park opens at 10:00 to avoid the crowds.£119 pp

    Descubrir "los niños viajan gratis"
  • A los fans de Harry Potter les encantará visitar el Andén 9 ¾ en King's Cross © Garden Photo World/Alamy.

    Dese un paseo por la ciudad

    As well as visiting the last stop before Hogwarts, the walking tour also includes photo ops at other fantastical locations featured in the Harry Potter films, including Diagon Alley and the entrance to the Leaky Cauldron, as well London’s iconic sights – so make sure you have your camera at the ready.£119 pp

    Reserve el tour

Sábado

09.00 – Haga como los muggles

Deje volar su imaginación haciendo el Recorrido a pie de Harry Potter. Durante las 2,5 horas que dura este viaje mágico pasará por los lugares más emblemáticos de Londres, como el Monument y la Tate Modern, antes de concluir la visita en la plataforma 9 ¾, la última parada antes de Hogwarts. ¿Quién se iba a imaginar que las visitas turísticas fuesen tan divertidas?

13.00 – Tome dim sum

Suba en el metro en King's Cross y vaya hasta Queensway, trayecto que le llevará 15 minutos, y en Royal China probará uno de los mejores dim sum de toda la ciudad. Llevan sirviendo esta exquisitez cantonesa desde hace más de 20 años. El ambiente del local es animado y los precios, razonables.

15.00 – Perfecto para una princesa

Con un paseo de 10 minutos por Kensington Gardens (y pasando por el monumento a Diana de Gales y la estatua de Peter Pan) llegará al Kensington Palace, donde descubrirá rutas para hacer en familia, impresionantes apartamentos de propiedad estatal para visitar y talleres en los que participar.

18.00 – La diversión hecha perrito

Los niños se chuparán los dedos en Sticky Fingers, una hamburguesería situada en plena High Street Kensington que es propiedad de Bill Wyman, de los Rolling Stones. El delicioso menú, concebido para ponerse perdido, es típico norteamericano, aunque también se sirven suculentos cócteles para los adultos. Luego, pida un taxi hasta el hotel Holiday Inn London Kensington y aproveche al máximo su piscina climatizada, sus cómodas habitaciones y su Wi-Fi gratis.

  • Admire de cerca el famoso T-Rex en el Museo de Historia Natural.

    Una noche en el museo

    El Museo de Historia Natural permanece abierto el último viernes de cada mes (de 18:00 a 22:00) y hasta es posible que grupos de escolares se queden a dormir.

    Descubre hoteles en Londres

Domingo

08.00 – Cosas ricas francesas

Para tomar el desayuno, diríjase al pequeño barrio francés de South Kensington. Siga el aroma de los pasteles recién hechos del Montparnasse Cafe; muchos dices que elaboran los mejores cruasanes de la ciudad. Por otro lado, en la Patisserie Valerie de Brompton Road su fuerte son otros pasteles de la repostería francesa como macarons o mille-feuilles.

10.00 – Hora de rugir

Una visita a Londres sin haber conocido al T-Rex del Museo de Historia Natural no es una visita. Aparte de los dinosaurios, el museo contiene montones de exposiciones increíbles, y no se pierda echarle un ojo al calamar gigante de la zona de acuario. Si tiene tiempo, el Museo de Ciencias es espectacular y está al lado.

13.00 – El almuerzo del domingo

La sede de Chelsea del galardonado asador Hawksmoor está a unos pasos de los museos. En este restaurante asan lentamente la carne a la brasa y los platos vienen con una guarnición de pudín de Yorkshire, patatas salteadas en grasa de pato, verduras y salsa en abundancia. Ya está listo para poner rumbo a la M4 hacia Heathrow y dormir tranquilamente en el avión de camino a casa.