Nueva York: guía para pasar un fin de semana en familia


Por Sunshine Flint

Fotografía de Spaces Images/Getty

Ir a Navegación

Actualizado en enero de 2019

A primera vista, no parece que Nueva York sea la primera opción si lo que se desea es pasar un fin de semana en familia. No obstante, no hay nada de cierto en que uno no se pueda divertir con los más pequeños en la Gran Manzana. Galerías de arte increíbles, monumentos espectaculares, una pizza deliciosa... Así es muy fácil compartir la ciudad con los niños. Sunshine Flint, escritora de viajes residente en Nueva York, le muestra cómo.

Viernes

Mediodía - Haga una escapada

Hay hasta 15 vuelos diarios de British Airways entre Londres y Nueva York, de modo que encontrará la mejor opción para su familia. Para aprovechar al máximo su primer día (y que los niños se acuesten temprano), reserve el vuelo de las 12:55 desde London Heathrow, que llega a JFK a las 16:10. Shelburne, NYC es ideal para familias y tiene una ubicación privilegiada cerca de todos los grandes monumentos, aunque hay muchos hoteles en Nueva York para elegir. Deje su equipaje en el hotel y diríjase directamente al lugar más emblemático de la ciudad: el puente de Brooklyn; y contemple las vistas del bajo Manhattan, el nuevo World Trade Center, la Estatua de la Libertad, el puente de Manhattan y esas «cuerdas corales» que hacen del puente una experiencia lírica. Si necesita un vuelo posterior, hay salidas regulares desde London Heathrow hasta las 19:50.

¿Qué podría ser mejor aproximación a la ciudad que una verdadera pizza de Nueva York?

18:00 – Una pizza en Brooklyn

La mejor manera de familiarizarse con la ciudad es degustar una verdadera pizza de Nueva York. Tome una cena temprana en el lado del puente que da a Brooklyn en el restaurante Juliana’s Pizza y después camine hasta Brooklyn Bridge Park y monte en el antiguo carrusel ubicado en un invernadero de cristal mientras ve la puesta de sol sobre el puerto y los rascacielos de la ciudad.

Encuentre nuestros vuelos más económicos a Nueva York >

  • El esqueleto del T-rex es un enorme dibujo en el Museo de Historia Natural de Estado Unidos © AMNH/C Chesek

    Aventura jurásica

    El Museo de Historia Natural de Estados Unidos es uno de los museos más grandes del mundo. Diríjase al famoso Hall of Saurischian Dinosaurs para conocer más de cerca y personalmente al Tyrannosaurus Rex, así como también para ver muchas otras exhibiciones de dinosaurios.

    Reserve un viaje a Nueva York
  • Shake Shack: haga una parada para cargar el estómago en este restaurante perfecto para las familias hambrientas
  • Manhattan, tal como se ve desde el Empire State Building © Stacey Bramhall / Getty

    La planta 86

    En un día despejado, las vistas panorámicas desde la plataforma de observación del Empire State Building pueden extenderse hasta cinco estados. Salude a Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania, Connecticut y Massachusetts cuando esté ahí arriba.

    Reserve su entrada

Sábado

07:30 – Roscas para el desayuno

El desayuno en Nueva York solo puede significar una cosa: los bollos mejor horneados del mundo. No deje de desayunar en alguno de los lugares favoritos de los neoyorkinos: los mejores bares del mundo para tomar bagel. Disfrute de las enormes porciones que se sirven en Ess-a-Bagel , del legendario H&H Midtown Bagels, del entorno clásico de Sadelles o, si le apetece algo más sofisticado, pida uno con caviar en Russ & Daughter’s. Pida el clásico de crema de queso con salmón ahumado, donde el más aventurero puede añadir tomate, cebolla roja y alcaparras.

09:00 – Vida en el parque

Pasee por el pasaje central de Central Park hasta llegar a Bethesda Terrace (Terraza Bethesda) con su fuente de arenisca y disfrute de las maravillas de este hermoso parque de Nueva York. Después atraviese el lago hasta Strawberry Fields. El monumento homenaje a John Lennon, un mosaico con la palabra Imagine, se encuentra en un lugar tranquilo del parque a la sombra de los olmos americanos.

10:00 - El día del dinosaurio

Abandone el parque por la salida del Museo Americano de Historia Natural, situado entre las calle West 77th y West 81st, antes de que abra sus puertas a las 10:00 con el fin de evitar hacer cola. Es recomendable terminar la visita antes de que se llene mucho, sobre la hora del almuerzo. Sin duda, los dinosaurios son la gran atracción del museo, pero no se olvide de ver la ballena azul de tamaño natural que cuelga del techo del Milstein Hall of Ocean Life. Todos quedarán boquiabiertos, pequeños y mayores por igual.

  • Central Park en bote © Brian D. Bumby/Getty

    Agarre un remo

    Observe las fabulosas vistas de la ciudad desde las plácidas aguas del lago de Central Park. Puede alquilar un bote para cuatro personas en Loeb Boathouse, abierto todos los días desde abril hasta noviembre (si el clima acompaña) desde las 10:00 hasta el anochecer.

    Descubra Nueva York

13:00 – Shake it off

Sí, los locales de Shake Shack florecen como hongos en un campo después de la lluvia, y un almuerzo perfecto de hamburguesas y patatas fritas es el mejor antídoto contra el ruido del estómago luego de visitar el museo. Extra: esta local se encuentra en Columbus Avenue, justo enfrente del museo.

15:00 – Ascenso al célebre Empire State

Puede salir del metro en la calle 42 y pasar por Times Square y caminar hasta llegar a uno de los rascacielos más famosos del mundo, el Empire State Building. Suba hasta la plataforma de observación, situada en la planta 86, donde disfrutará de una vista de 360 grados, desde Battery hasta el Bronx, de Queens a Nueva Jersey. Además, los niños menores de seis años no pagan.

18:00: Diríjase a Chinatown

El famoso diseño reticular de Manhattan no permite muchas curvas, y Doyers Street en Chinatown es una excelente manera de experimentar un instante de la ciudad de Nueva York del siglo XIX, con sus escaparates concurridos, carteles eclécticos y gran tránsito de peatones. Diríjase hacia la esquina de Joe’s Shanghai para disfrutar de sus famosas bolas de masa hervida en sopa y pescado entero crujiente servidos a plato puesto.

Domingo

  • The High Line es un parque que abarca desde el Lower East Side, en Manhattan, hasta el Javits Center, pasando por Chelsea.

    ¿Sabía que...?

    Construido en 1934, el antiguo aspecto de High Line era una línea ferroviaria, que elevaba el tráfico ferroviario por encima de las bulliciosas calles del lado oeste de Manhattan. En la actualidad, los paisajes de las máquinas de vapor se sustituyeron por hermosos jardines, puestos de helado y bares temporales.

    Reserve su estancia

08:00 – Recorrido a pie por High Line

La mejor hora del día para evitar las colas que se forman en High Line, esta antigua vía férrea convertida en parque elevado de la zona oeste de Manhattan, es por la mañana temprano. Es una alternativa original al trillado Central Park que, además, cuenta con diversas muestras de arte contemporáneo. Recórralo a pie de norte a sur y busque los paseos Pershing Square Beams, donde sus hijos podrán subir a jugar, y el pequeño estanque del solárium Diller - von Furstenberg Sundeck, ideal para descalzarse y chapotear.

10:00 – El brunch del domingo

Dese el placer de tomar el brunch en Bubby’s High Line. Pida "pancakes" o huevos Benedict y complete el pedido con una porción de una de las famosas tartas de Bubby. La tarta de cereza es siempre una buena elección. Es casi la hora de volver al hotel y salir corriendo al aeropuerto de JFK; el vuelo de regreso sale a las 18:50 para llegar a Londres el lunes por la mañana, relajado y con un montón de historias que contar.

Reserve sus vacaciones en Nueva York >

enlaces de navegación a pie de página
Logotipo de British Airways.