Los Ángeles: guía de los barrios


Por Mark Ellwood

Fotografía de Getty

Ir a Navegación

Enero 2017

Independientemente de si viene en busca del sueño americano a Hollywood o si lo que le trae hasta aquí es la historia del centro de la ciudad, el mítico "Downtown", Los Ángeles no le defraudará. Ahora, con el estreno de La ciudad de las estrellas: La La Land, es sin duda el mejor momento para lanzarse a la aventura y explorar la urbe.

Beverly Hills

Le damos la bienvenida al distrito más exclusivo de Los Ángeles, caracterizado por lujosas tiendas de ropa de moda, famosísimos hoteles y ese emblemático código postal 90210.

Estancia

Abierto por primera vez en 1955 por Conrad Hilton, el magnate hotelero, The Beverly Hilton estaba destinado desde el principio a ser un punto de encuentro de famosos y a recibir visitas frecuentes de estos, como por ejemplo de Elizabeth Taylor. Además, su famoso salón International Ballroom lleva siendo el lugar de celebración de los Globos de Oro desde hace más de cincuenta años. Deje que le traten como a una estrella en una de sus casi 600 habitaciones y asegúrese de relajarse y refrescarse en la famosa piscina Aqua Star Pool, la más grande de Beverly Hills.

Hágase un selfie con la escultura del torso de Robert Graham, la mascota no oficial de la zona, que encontrará en el cruce con la empedrada calle de Via Rodeo.

Comer

Diríjase al Spago original, el primer establecimiento que se abrió del creciente imperio perteneciente al célebre chef Wolfgang Puck. Este templo "gourmet" (galardonado con una estrella Michelin) está especializado en cocina californiana moderna, que el mismísimo Wolfgang contribuyera a moldear con su talento y pasión. No se marche sin probar una de las pizzas de masa fina con salmón ahumado y crema fresca, especialidad de la casa. El nuevo restaurante del chef Scott Howard recibe el nombre de Citizen y se presenta como una refrescante y desenfadada alternativa para los vecinos ligeramente "remilgados" que pueblan esta parte de la ciudad. Relájese en el patio con un plato de pollo Jidori crujiente y ostras frescas o acérquese a la barra para elegir su cóctel favorito de una impresionante lista cargada de notas tropicales, obra del conocido barman Josh Goldman.

Encuentre nuestros vuelos más económicos a Los Ángeles >

  • Visite las tiendas de la famosa calle hollywoodiense de Rodeo Drive © Alamy

    Pretty Woman

    La escultura Torso de Robert Graham se inauguró en la ceremonia de apertura del icónico "Walk of Style", que reconoce los logros de las personas que han contribuido al mundo de la moda, el diseño y el vestuario.

    Visitar 90210
  • Deje que los camareros del Citizen le preparen un buen cóctel © Wonho Lee

    Calme su sed

    Aproveche al máximo la hora feliz de Citizen (de lunes a viernes, de 14:00 a 19:00) y deléitese con una selección de bebidas y aperitivos a partir de 7 $.

    Descubra Los Ángeles
  • Siéntase como una estrella en The Beverly Hilton © Karyn Millet

    Primer plano

    No se sorprenda si reconoce la Aqua Star Pool, la piscina del hotel inaugurada por la actriz y nadadora Esther Williams, ya que la han utilizado para numerosas sesiones de fotos famosas.

    Reservar vuelos y hoteles

Do

No hay lugar más glamuroso donde desgastar la tarjeta de crédito que en el apodado "Triángulo dorado" de Hollywood, una zona dividida por Rodeo Drive que da cobijo a las tiendas principales de Gucci o Louis Vuitton, entre otras grandes marcas. Hágase un selfi con la escultura del torso de Robert Graham, la mascota no oficial de la zona, que encontrará en el cruce con la empedrada calle de Via Rodeo. Si prefiere rodearse de cultura, y no de alta costura, opte por la antigua oficina de correos, reformada actualmente para acoger en su seno un esplendoroso centro cultural conocido como "The Wallis". Los antiguos murales del vestíbulo gozan de un estado de conservación envidiable y pueden admirarse de forma gratuita.

Centro de la ciudad

Vea dónde comenzó todo en el barrio más antiguo de Los Ángeles, con su skyline de edificios toscos de estilo Art Déco y de altos rascacielos acristalados.

Estancia

El barrio victoriano de Bunker Hill, donde se encuentra el hotel Omni Downtown, ha servido como telón de fondo de numerosos clásicos del cine negro como "El beso mortal". Hoy en día es uno de los barrios más animados y con más movimiento de la ciudad, repleto de edificios antiguos reconvertidos en modernos lofts de artistas, museos y teatros de vanguardia.

  • Descubra el lado más artístico del centro de la ciudad, habitado por museos y salas de conciertos © Iwan Baan

    Cosas bellas

    Descargue la aplicación gratuita del museo The Broad y descubra fabulosos consejos, información privilegiada y guías audiovisuales de las exposiciones.

    Reserve vuelos a Los Ángeles

Comer

Otium, el restaurante de Timothy Hollingsworth, alumno aventajado del French Laundry, está ubicado en un moderno edificio en el corazón del nuevo distrito cultural de "downtown". Es un templo construido para dar rienda suelta a su cocina inventiva. Aquí puede degustar desde un "brunch" especial hasta un pastel crujiente de foie gras y fresas. Dese un homenaje probando las delicias que se sirven en Cole’s, un establecimiento centenario que ha sido recientemente renovado con un estilo "hipster". Se dice que este es el lugar donde se inventó el "French dip sandwich", un bocadillo en barra de pan francés relleno de carne asada en rodajas finas servido con una guarnición de salsa.

Do

El multimillonario coleccionista Eli Broad abrió recientemente un museo en el que muestra su impresionante colección de arte contemporáneo de talla mundial. La entrada es gratuita, pero si desea evitar las colas, reserve por Internet más o menos con un mes de antelación; si no, consulte las actualizaciones del museo en Twitter (@thebroadstandby) y compruebe ahí los tiempos de espera. Si las colas son muy largas, aventúrese en el Downtown Arts District, barrio con galerías de arte emergente, tiendas y cafeterías alojadas en antiguas fábricas. Sin lugar a dudas, la atracción estrella aquí es Hauser Wirth & Schimmel. Se encuentra a caballo entre un museo y una galería comercial en lo que antes era un molino de harina.

Hollywood

Aunque en la actualidad la mayor parte de las producciones cinematográficas se llevan a cabo en el valle, esta es la zona de que le dio las alas a la Ciudad de los Ángeles, y también el apodo de Tinseltown.

  • Póngase unos zapatos cómodos y diríjase a Griffith Park © Alamy

    ¿Sabía que...?

    Inicialmente, el famoso letrero de Hollywood decía "Hollywoodland" y tiene unas dimensiones de unos 14 metros de alto y 106 de largo.

    Visite Hollywood
  • Deguste el estrellato con unos refrigerios © Getty

    La ciudad de las estrellas: La La Land

    Poner una estrella con su nombre en el famoso Paseo de la Fama de Hollywood cuesta unos 30 000 dólares, y solamente es posible si la Cámara de Comercio de Hollywood se lo autoriza.

    Adéntrese en "La Fábrica de Sueños"
  • Relájese en una de las tumbonas de la piscina David Hockney del Hollywood Roosevelt © Getty

    El encanto de la vieja escuela

    Inaugurado en 1927, The Hollywood Roosevelt podría ser el único hotel histórico de Hollywood aún en funcionamiento, aunque después de su reciente reforma por valor de 15 millones de dólares, ahora también cuenta con todo el lujo actual imaginable.

    Reservar vuelos y hoteles

Estancia

Sede de la 1ª ceremonia de los Premios Óscar, el Hollywood Roosevelt, llamado así en honor del presidente Theodore Roosevelt, ha alojado huéspedes como Clark Gable o Marilyn Monroe; ésta última vivió durante varios meses en Suite Cabana 246. En la actualidad, el ambiente de su piscina es uno de los más animados de la ciudad.

Comer

El simpático chef australiano Curtis Stone abrió Gwen para profesar su amor por la carne de primera calidad: anímese a probar un exquisito menú de carne de caza, buey Wagyu y embutidos curados o pruebe los famosos "butcher scraps" en el amplio espacio de estilo Art Déco del bar. Alma consiguió numerosas nominaciones a los premios James Beard durante sus primeros meses en el centro de la ciudad antes de cerrar de forma repentina. Afortunadamente, ha vuelto a la vida en Hollywood con el mismo equipo, Ari Taimor y Ashleigh Parsons, y con un menú igual de delicioso. Levántese temprano y vaya a desayunar: ¡el poutine de cangrejo hay que probarlo!

Do

Aviste un sinfín de caras conocidas entremezclándose en esta zona al participar en una excursión a pie de una hora, que comienza en el Teatro Chino de Grauman y finaliza en la Academia de actuación Stella Adler (donde los actores aún perfeccionan sus aptitudes). Contemple esos mismos rostros (si bien en ropa deportiva y con gafas de sol) paseando por el cercano parque de Griffith Park. Inicie su ruta en el observatorio ubicado en lo alto de la colina y descienda tranquilamente. cámara de fotos en mano, para sacar una fantástica instantánea del icónico letrero de Hollywood.

Santa Mónica

Esta zona de playa, que se encontraba originalmente independiente de la ciudad, fue fundada a principios del siglo XX y está ahora en plena moda en Los Ángeles, tanto por sus playas como por los cuerpos que por ellas se pasean.

Estancia

El Loews Santa Monica Beach hotel está idealmente situado para acceder a las playas de arena dorada y las aguas cálidas del océano Pacífico, y a muy poca distancia del icónico muelle centenario con la increíble noria panorámica de paneles solares.

Comer

El restaurante de sushi Sugarfish, del experto chef Nozawa, es un famoso punto de encuentro de gastronomía japonesa, donde únicamente sirven sushi al estilo tradicional (¡hasta la vista, rollitos de California!) acompañados de salsas caseras de soja y ponzu. El precio es asequible y únicamente se puede consumir en el local, así que asegúrese de llegar pronto o tendrá que esperar. Restaurante que debe su nombre al maravilloso aroma del vino Barolo, Tar & Roses ofrece una fabulosa lista de caldos crianza acompañados de irresistibles aperitivos. Pero queda advertido: una porción de palomitas de maíz con beicon caramelizado nunca es suficiente.

Do

Esta playa fue el telón de fondo donde paseaban sus esculturales cuerpos David Hasselhoff y Pamela Anderson en el rodaje de la clásica serie de televisión "Los vigilantes de la playa". Suele estar repleta de gente en los días soleados, así que vale la pena desviarse un poco y visitar la original Muscle Beach los fines de semana para ver a los acróbatas en pleno ejercicio de sus facultades. También puede decantarse por sudar la camiseta en los 199 escalones cuesta arriba de las "Santa Monica Stairs", o aventurarse hasta la piscina de la Annenberg Community Beach House, una playa estatal en la que ver la puesta de sol el segundo viernes de cada mes (solo para adultos) es un lujo, justo al lado de la orilla del agua.