El Londres clásico: guía para un fin de semana


Por Emine Saner

Fotografía por Ultraforma/Getty Images

Ir a Navegación

Junio 2016

Londres tiene mucha historia, museos de renombre internacional y algunos de los monumentos más famosos del mundo, conocidos en todo el mundo gracias a las películas y la literatura. Es una gran ciudad, pero para los que la visitan por primera vez no es necesario que se vayan muy lejos del centro, que es bastante fácil de recorrer. Solo es necesario planificar un poquito y podrá recorrer la mayor parte de esta hermosa capital en 48 horas.

Viernes

Noche - Haga una escapada

British Airways tiene vuelos diarios a todo el mundo desde tres de los principales aeropuertos de Londres: Heathrow, Gatwick y London City; Por consiguiente, siempre encontrará un horario de vuelo que se adapte a sus necesidades.

Al ser la primera vez que visita la ciudad, querrá alojarse en un lugar céntrico para tener un fácil acceso a los lugares emblemáticos. The Langham, justo al norte de Oxford Street, ofrece lujo clásico: después de todo, su restaurante Palm Court inició la tradición del formal "high tea", una especie de merienda-cena. Una opción más económica es el Rembrandt, en Kensington, que se sitúa frente a V&A y se encuentra a pocos pasos de Harrods.

Juegue al "Veo, veo ..." con los puntos de referencia de Londres mientras camina por los puentes del Golden Jubilee; podrá marcar las casillas correspondientes del Palacio de Westminster, el London Eye y la catedral de San Pablo

Cuando haga el check-in, aproveche su primera noche paseando por uno de los dos puentes Golden Jubilee Bridges y juegue al "Veo, veo..." con los puntos de interés de Londres: podrá ver las Casas del Parlamento, el London Eye y la Catedral de San Pablo. Al sur del río Támesis, ponga rumbo al Royal Festival Hall: si llega antes de las 19:00, es posible que llegue a la cola de entrada para un concierto gratuito. Suba a la segunda planta hasta el glamuroso y moderno restaurante inspirado en la época de mitad de siglo Skylon y disfrute de unas buenas vistas con un cóctel de la casa: uvas, jengibre, vodka Ciroc, licor de manzana silvestre, lima y zumo de manzana.

Descubra más hoteles en Londres

  • The National Gallery, Londres

    Deje que el arte le inspire

    La Galería Nacional se estableció en 1824 y es el séptimo museo más visitado en el mundo. La galería es y siempre ha sido de acceso gratuito y algunas de sus obras de arte que pertenecen a la exposición permanente incluyen pinturas de Turner, Constable y Cézanne.

    Reserve vuelos a Londres
  • Alabarderos en la Torre de Londres © Arthur Tilley/Getty Images

    Una lección de historia

    La Torre Blanca es la parte más antigua de la Torre de Londres, y fue construida durante la época de los normandos. La Torre fue una cárcel, en la que la propia Isabel I estuvo prisionera en ella antes de convertirse en reina por obra de su medio hermana, la Reina María I. Hoy en día alberga las Joyas de la Corona, que se encuentran expuestas al público.

    Reserve una escapada urbana en Londres
  • "Mujer llorando" de Picasso en la Tate Modern

20:00 – Late Tate

Camine por la orilla sur del río hasta la Tate Modern. Los viernes y los sábados está abierta hasta tarde (la última admisión es a las 21:15), así que es buen momento para disfrutar de lo más preciado del museo sin tener que escurrirse entra las manadas de gente. No se pierda "La mujer que llora", de Picasso.

21:30 - Cena de pescado

Después de haber abierto el apetito, disfrute de la noche del viernes con el clásico "fish and chips" y una pinta de cerveza London Pride en el pub Anchor junto al río, a cinco minutos a pie de la Tate Modern. El pub ha sido remodelado un poco (demasiado, para algunos asiduos), pero todavía huele a historia; cuenta el cronista Samuel Pepys que en 1666 fue testigo del gran incendio de Londres al otro lado del río desde un pub en este mismo lugar. Su encarnación actual es más reciente: solo tiene 250 años.

Sábado

08:45 - El poder de la Torre

Llegue a la Torre de Londres justo antes de que abra a las 09:00 y vaya directamente a ver las Joyas de la Corona. Es posible que así las tenga todas para usted. Las grandes multitudes llegan más tarde, por eso la primera hora es relativamente tranquila. Haga una visita con uno de los Yeoman custodios (también conocidos como Beefeaters), que comienzan cada 30 minutos, y busque a los cuervos, los guardianes históricos del antiguo castillo.

12:30 – Escapada por el río

Navegue por el Támesis en un crucero de ida y vuelta de 90 minutos de duración, desde Tower Pier hasta Westminster, durante el que observará muchos más emblemáticos lugares de interés mientras disfruta de un té de la tarde.

14:00 – La vida en las alturas

Camine sobre el puente de Londres (London Bridge) que no debe confundirse con el Puente de la Torre (Tower Bridge) y descubra Borough Market, un paraíso de alimentos gastronómicos artesanales. Después de tomar un tentempié, suba a la cima del edificio más alto de Europa occidental y disfrute de una incomparable vista de Londres desde la plataforma de observación del Shard, una vertiginosa vista a 800 pies por encima de la ciudad.

  • Covent Garden de noche © Shomos Uddin/Getty Images

    ¿Sabía que...?

    En Covent Garden siempre ha existido algún tipo de mercado desde los años 1600. Fue el mercado central de frutas y verduras de Londres hasta 1974, cuando se trasladó a Nine Elms. El edificio actual del mercado fue construido en la década de los 1830 por el arquitecto Charles Fowler.

    Reserve vuelos a Londres

15:00 – Delicias de jardín

Súbase al autobús 521 en dirección a Adlwych, con el que pasará por delante de la Catedral de San Pablo, y camine hasta Covent Garden. Pase el tiempo callejeando por las pintorescas calles y el ornamentado mercado antes de bajar por Long Acre hasta Leicester Square y ver si todavía puede conseguir entradas baratas de última hora en la cabina de TKTS en la parte sur de la plaza.

17:00 – Ataque de arte

Desde aquí, hay muy poca distancia a pie hasta la National Gallery. Aunque podría pasarse semanas aquí, esto es una visita exprés, así que recoja la audioguía imprescindible con las 80 obras de arte más destacadas, incluidos los girasoles de Van Gogh. Luego, tome una taza de té y un pedazo de tarta en un bonito café para reponer fuerzas antes de poner rumbo a un espectáculo del West End.

21:30 – Coma algo después del teatro

J Sheekey, un restaurante de pescados y mariscos oculto en una pequeña calle cerca de Leicester Square, es el punto de reunión no oficial de las estrellas de teatro de Londres. El lugar es famoso por su rápido servicio, lo que le permitirá tomar algo y no llegar tarde a la función. Si va después del espectáculo puede que comparta mantel con actores que vienen directamente del escenario; tendrá que reservar con antelación. El restaurante principal está gloriosamente varado en el tiempo. Sus paredes están paneladas con madera y sus manteles son de un blanco resplandeciente. Sin embargo, el mejor lugar para observar a la gente es sentado a un taburete de la barra o desde el menos formal Oyster Bar.

  • Guiso de pescado de Cornualles en J. Sheekey
  • The Wolseley

    Grandes diseños

    El edificio que alberga el Wolseley comenzó fue en un principio un lugar de exposición de coches en 1921 y después fue convertido en un banco. Su interior señorial es ahora el escenario de uno de los restaurantes más aclamados de Londres.

    Reserve una escapada urbana en Londres
  • El té de la tarde en el Hotel Savoy

    La costumbre británica de tomar el té de la tarde se remonta a 1840 y fue inventada para saciar el apetito entre el almuerzo y la cena. Aunque hay muchas variantes, el té de la tarde por lo general consiste en pequeños sándwiches, "scones" o bollitos de crema y mermelada, y tarta o pasteles.

    Descubra cosas que hacer en Londres.

Domingo

08:00 - Un desayuno de reyes

Uno de los mejores momentos para ver Londres es temprano un domingo por la mañana, cuando las calles están vacías de tráfico y la ciudad se siente fresca y limpia; un momento por el que sin duda vale la pena madrugar. Diríjase a The Wolseley y deguste unos huevos a la benedicta o una cesta de productos de bollería recién horneados en su gran café de estilo vienés Grand Café; seguramente sea el desayuno con más glamour de la ciudad.

09:15 - Visita a la Reina

Reserve entradas para el primer turno el día y visite las Dependencias del Palacio de Buckingham. La morada londinense de la Reina está a pocos minutos de The Wolseley cruzando Green Park, y si llega temprano, dé un rodeo por el hermoso St. James's Park que se encuentra a lo largo de la carretera. Asegúrese de comprobar qué bandera está izada: si es el Estandarte Real, significa que la Reina está en casa. Si se programa bien, saldrá del palacio justo a tiempo para el cambio de guardia, que normalmente tiene lugar a las 11:30 todos los días durante el verano y a días alternos durante el resto del año.

13:00 - Almuerzo a la hora de la cena

Se suele tardar semanas en conseguir una reserva para cenar en el restaurante de Heston Blumenthal con estrella Michelin Dinner, en el hotel Mandarin Oriental en Knightsbridge, pero para comer es mucho más fácil. El menú de Blumenthal es histórico y británico, cuyos platos están inspirados en recetas que datan de hace siglos. Posiblemente será la comida más cara que haya tomado (los entrantes cuestan a partir de 17 libras y los platos principales, unas 38 libras), pero será también la más interesante.

Si prefiere una opción más económica, se dice que el café del Museo Victoria y Alberto es el más antiguo del mundo en un museo y sirven desde aperitivos hasta platos más copiosos en tres hermosas estancias, o también en el impresionante jardín durante el verano.

15:00 – Voces angelicales

La mayoría de los turistas hacen un tour completo por la Abadía de Westminster, pero existe una forma de disfrutar de una de las iglesias más importantes e históricas del mundo, lugar de coronación desde 1066 y lugar de sepultura de muchos reyes y reinas e importantes figuras como Charles Darwin y Charles Dickens: asistir a la oración vespertina. Del edificio no verá demasiado (se le hará entrar y salir), pero escuchar cantar exquisita música coral a uno de los mejores coros del mundo en este lugar es algo que no olvidará.

16:00 – A tiempo

Le aconsejamos que llegue a tiempo para escuchar las campanadas de las cuatro de la tarde del Big Ben. Dese un tiempo para pasear por la plaza del Parlamento y ver las estatuas de Nelson Mandela, Winston Churchill y Abraham Lincoln. Disfrute de las vistas de las Casas del Parlamento y del Big Ben, cuyo nombre correcto es "Elizabeth Tower"; Big Ben es el nombre por el que se conoce su famosa campana.

17:30 – ¿Mermelada, crema... o las dos?

Después de un fin de semana lleno de actividades, seguro que le apetece descansar un poco. Para acabar bien el fin de semana, y antes de tomar su vuelo de vuelta, disfrute tomando el té de la tarde. The Savoy es conocido por sus deliciosos sándwiches, los clásicos "scones" rellenos de mermelada o de crema y algunos de los mejores pasteles y tartas de la ciudad; todos ellos servidos bajo el hermoso techo abovedado de cristal la Thames Foyer. Se recomienda que reserve antes de ir y no lleve zapatillas ni ropa deportiva. La verdad es la visita a este clásico británico vale la pena como broche de oro a un fin de semana clásico en Londres.

enlaces de navegación a pie de página

Logotipo de British Airways.