El Nueva York curioso: guía para un fin de semana


Por Danielle Contray

Fotografía por Alexander Spatari/Getty

Ir a Navegación

Última actualización: diciembre de 2018

Nueva York siempre es un lugar mágico, incluso si es su segunda, tercera o quinta visita a la ciudad. Desde las adaptaciones de las obras de Shakespeare que se representan en Hell’s Kitchen a visitar un restaurante mexicano con estrellas Michelin en Queens, este recorrido turístico de 48 horas está diseñado para viajeros curiosos que buscan algo no visto antes en NYC. ¿Cuál es la mejor parte? Que no tiene que pedir ni un día de vacaciones.

Viernes

Noche - Haga una escapada

Con hasta 15 vuelos diarios de British Airways entre Londres y Nueva York, tendrá multitud de horarios entre los que elegir. Puede reducir el número de horas que debe pedir en el trabajo y aprovechar su primera noche en Manhattan cogiendo el vuelo de las 18:00 desde Londres Heathrow con destino al aeropuerto JFK. Sobre las 21:00 ya estará en pleno corazón de la ciudad.

22:00 - De copas

Deje el equipaje en The Westin Grand Central y vaya directo a la estación Grand Central. ¿Una visita a la estación más grande de Nueva York no le resulta una recomendación especialmente "curiosa"? Eso es porque no se ha dado cuenta de que la estación cuenta con un bar "secreto", el sitio ideal para un viernes noche. Si le apetece disfrutar de una mesa tranquila en la entreplanta del encantador Campbell Apartment, reserve con tiempo. Lo que antaño fuera una oficina particular, con los sonidos típicos de las máquinas de escribir, ahora es un local, reformado en el año 2017, donde resuena el agitar de las cocteleras. Este bar, oculto en un lateral de la estación, supone una manera muy novedosa de aprovechar un lugar emblemático de Nueva York.

Reserve una estancia en The Westin Grand Central

  • El nuevo Whitney Museum of American Art ha reabierto sus puertas en el Meatpacking District

    Art attack

    En este moderno museo, situado junto a la zona de High Line, se exhiben más de 21.000 obras de arte. Dispone del doble de espacio que su anterior sede en el Upper East Side, lo que significa que casi toda la colección se expone ahora por completo, algo que era imposible en el pasado.

    Reserve un viaje a Nueva York
  • Deléitese con los sabores mexicanos de Casa Enrique, el económico restaurante galardonado con una estrella Michelin

    La magia Michelin

    Casa Enrique es el único restaurante mexicano de Nueva York que cuenta con una estrella Michelin, y no es de extrañar. El plato más famoso del chef, Cosme Aguilar, es el cochinito chiapaneco, que son costillas de cochinillo marinadas en chiles guajillo, y ya solo por él el viaje hasta Queens merece la pena.

    Reserve vuelos a Nueva York
  • Sleep No More, una envolvente adaptación de Macbeth, en el McKittrick Hotel © Driely S

Sábado

08:00 - Un desayuno de súper chefs

¿Se ha despertado con cara de sueño? El hermoso comedor del Café Cluny levantará su estado de ánimo después del largo vuelo. Situado en el West Village, el restaurante sirve un brunch completo que contiene de todo, desde cereales hasta un impresionante sándwich Breakfast Club. Llénese de energía antes de enfrentarse a un día ajetreado. Además, está a unos pasos del museo más vanguardista de Nueva York: el Whitney.

10:00 - Póngase en modo artístico

El Museo Whitney de Arte Estadounidense, ubicado en el moderno edificio creado por el diseñador Renzo Piano, se encuentra a la vuelta de la esquina. En sus amplias galerías se exhiben obras de más de 2.000 pintores, escultores, arquitectos, cineastas y artistas de los siglos XX y XXI. Aquí podrá encontrar obras de nuevos artistas que le encantarán, y de iconos como Mark Rothko y Georgia O'Keeffes. Busque la obra Circus de Alexander Calder, una delicada escultura que incluye un león en una jaula. A las principales exposiciones del Whitney suele acudir mucha gente, así que es buena idea reservar las entradas con antelación.

13:00 - Viva la vida en las alturas

El Whitney se encuentra en el extremo sur del High Line, un parque urbano que se extiende a lo largo de una línea de ferrocarril elevado que va desde el Meatpacking District hasta 22 manzanas de Midtown. Desde allí puede disfrutar de las vistas del río Hudson y de la ciudad. Diríjase hacia el norte paseando por este parque sostenible donde crecen plantas autóctonas sobre las antiguas vías del tren. Haga paradas en los puestos de helados y en los bares que encontrará a lo largo del camino.

  • El campo de flores de The High Line discurre entre la calle 28 y la 30. Foto de Iwan Baan, por cortesía de The High Line.

    Cinturón verde

    Desde su apertura en 2009, el espacio conocido como High Line es uno de los parques más populares de Nueva York. Las gramíneas silvestres y plantas que se muestran aquí son un guiño a la antigua línea West Side, hoy en desuso, y a las plantas que crecieron allí en el pasado.

    Vuele a Nueva York

17:00 - A la búsqueda de lugares gourmet en Queens

La High Line desciende al nivel de calle en la calle 34. Desde ahí puede caminar hasta Hudson Yards para tomar el tren 7. Baje en Hunters Point Avenue en Queens y estará en el corazón del nuevo distrito "hipster" de Nueva York: Long Island City. Tendrá que reservar con antelación si quiere ir a Casa Enrique, pero vale la pena. Aquí sirven cocina mexicana con estrellas Michelin. Pruebe sus enchiladas y la suculenta salsa de mole que deleita el paladar y confunde los sentidos. Recuerde que hay que reservar.

21:00 - Shakespeare en la ciudad

Una vez satisfecho el apetito, ponga rumbo de regreso a Manhattan para una asistir a un experiencia única en Nueva York: la obra Sleep No More, de la compañía Punchdrunk, una adaptación de Macbeth que se representa en el singular escenario del Hotel McKittrick. Se le dará una máscara y se le permitirá deambular por 100 habitaciones, en las que se representan macabras escenas y en las que podrá interactuar con los misteriosos actores. No apta para espectadores tímidos.

Domingo

  • Deje la Quinta Avenida y visite las boutiques más peculiares del West Village, por ejemplo, Alexis Bittar

    Visite la parte occidental

    West Village está lleno de tiendas excéntricas. Asegúrese de tener suficiente espacio en sus maletas por si encuentra algo que merezca la pena llevar a casa.

    Reserve sus vuelos

10:00 - A por el brunch

El brunch es algo que los neoyorquinos se toman muy en serio, pero la mayoría de los restaurantes no abren las puertas hasta el mediodía. Aproveche el tiempo al máximo yendo a Buvette, un encantador restaurante francés de West Village que abre a las 09:00 (pero dese un respiro y remolonee en la cama un rato, vaya a las 10:00, que las colas todavía son pequeñas). Pida su famoso croque-monsieur o los esponjosos huevos hervidos, preparados con el tubo de vapor de la máquina de café y servidos con jamón sobre pan de leña.

Mediodía - Terapia de compras

Olvídese de las cadenas que están en el SoHo y en la Quinta Avenida por todas partes. El West Village todavía podrá descubrir tiendas únicas, algunas de las cuales solo se encuentran en Nueva York, que venden tanto productos de diseñadores locales como artículos de importación. La tienda de perfumes Aedes de Venusta ofrece fragancias de Frederic Malle y de Diptyque así como las suyas propias; Darling es una de las tiendas destacadas para adquirir vestidos de diario; Odin vende ropa de hombre de primeras marcas, mientras que Alexis Bittar es una joyería que ofrece piezas de Lucite de diseñadores. Iris Apfel, icono neoyorquino del estilo, es muy fan de estas piezas.

Más compras en Nueva York

16:00 - Regreso a casa

Hay un montón de vuelos de alta frecuencia para volver a Londres. Puede elegir el de las 19:25 desde el JFK, que aterriza en Heathrow a las 07:20. Pisará tierra con tiempo suficiente para poder tomar una buena dosis de cafeína mientras va de camino a la oficina.

enlaces de navegación a pie de página
Logotipo de British Airways.